fbpx

Pechuga de pollo con cremoso de mantequilla

Pechuga de pollo con cremoso de mantequilla

La pechuga de pollo es una parte que se utiliza para preparar comidas fáciles, rápidas y saludables. Resulta una buena opción porque tiene muy poca grasa y aporta muchas proteínas. Pero no es necesario que sea aburrido! Te enseñamos a preparar una deliciosa pechuga de pollo con cremoso de mantequilla que hará que te chupes los dedos! Entra en la cocina, ponte el delantal y prepárate para disfrutar.

Ingredientes para 4 personas:

4 pechugas de pollo
2 cucharadas de manteca
250 gr de mantequilla
0,5 l de vino tinto
1 cucharadita de kétchup
1 cucharadita de mostaza
1 diente de ajo
2 filetes de anchoas
½ zanahoria
½ bulbo hinojo
1 ajo tierno
10 alcaparras
4 chalotas
15 anacardos
20 pistachos
Vermut
1 limón
1 lima
1 naranja
1 ramo de laurel
Perejil
Tomillo, cardamomo, mejorana, estragón y romero

· Elaboración ·

En primer lugar, pon las pechugas en un recipiente con agua (1l) y sal (30g), y dejar reposar durante media hora para conseguir que queden de lo más tiernas. Con el proceso de la salmuera líquida conseguimos que tengan el punto justo de salado.

A continuación pone a calentar una cazuela y añade el laurel y el cardamomo bien molido, sin la cáscara. Después vierte el vino tinto junto con el hinojo, la zanahoria y los ajos tiernos, previamente cortados muy pequeños.

Mientras tanto, elaboraremos el cremoso de mantequilla. Así pues, coge un bol que tengas a mano y bate la mantequilla hasta lograr una textura cremosa. Cuando lo tengas, es el momento de incorporar las especies que más te gusten. Vierte también la mostaza y el kétchup, y no te olvides de añadir la chalota, las anchoas, las alcaparras y el ajo, todo cortado en trocitos pequeños. Cuántas cosas ¿verdad? Ya sólo queda añadir un chorrito de limón y el resto de especies bien picadas: el estragón, la mejorana y el tomillo, en este orden. Remueve todo bien hasta que quede una mezcla uniforme y ponlo en la nevera (1 hora) para que se enfríe y quede una masa más compacta.

Sartén al fuego! Ahora es el turno de las pechugas. Coge una cucharada de manteca de cerdo y deja que se vaya deshaciendo. Para aromatizar un poco más, añade ralladura de piel de naranja, lima y limón. Ya puedes poner el pollo para que se vaya dorando e incorpora el perejil, asegúrate de que la carne queda bien sellada por cada lado. Mmm, qué bien huele! Por último, añade un chorrito de vermut y deja que el evapore el alcohol. Con el vermut haremos subir los azúcares del fondo de la sartén.

Es hora de emplatar! Coloca las sabrosas pechugas de El Rei del Galliner en un plato y riégalas con el jugo restante de la sartén. Si quieres darle un toque crujiente añade una picada de anacardos, pistachos y perejil. Y para terminar, desgrana el cremoso de mantequilla que has reservado en la nevera y colócalo encima del pollo. Delicioso!

Buen provecho! #elreidelgalliner